5 (100%) 3 votes

Como agencia, ¿qué técnicas usas para dar mayor visibilidad a una propiedad que quieres vender? Además de los medios propios (página web, mailing a perfiles interesados, stands y cristaleras, llamadas o mensajes vía Whatsapp a clientes a los que les pueda encajar…), probablemente te veas «obligado» a hacer uso de los diferentes portales y directorios de viviendas tipo Idealista, Habitaclia o Pisos.com para promocionar una vivienda en venta.

La relación entre las agencias y estos portales es de «amor – odio»: por una parte la visibilidad de las viviendas anunciadas en estos portales se multiplica exponencialmente, aunque por otra, los costes asociados a estos servicios crean la necesidad de que el tiempo en cartera que permanece cada propiedad sea el menor posible. ¿Cómo podemos reducir costes al promocionar una vivienda en venta?

 

5 consejos para reducir costes al promocionar una vivienda en venta

 

Reduce la dependencia de portales externos

 

Lo dicho: los portales de anuncios de viviendas son unos grandes aliados a la hora de ganar visibilidad, pero también suponen costes añadidos por los que sopesar su conveniencia. Así, si trabajamos con estos directorios, no debemos incluirlo en el proceso de forma inmediata, sino solo en aquellos casos en los que realmente sea necesario aumentar la visibilidad de la vivienda.

Si entra en cartera una propiedad a la que de inmediato te viene a la cabeza un posible comprador, acude primero a él antes de anunciarla, o incluso establece un filtro previo de posibles interesados a quienes se los puedas ofertar sin necesidad de gastar en recursos de promoción.

 

Muestra todo lo que puedas

 

El tiempo que gastes en mantener promocionada una vivienda, sea en tu propia web o en diferentes portales, supondrá un aumento de los costes de la promoción. Por ello, debes facilitar al máximo todos los procesos que permitan al usuario desde conocer qué propiedad se adecua a sus necesidades, hasta cómo es con todo lujo de detalles.

Desde que las posibilidades que las diferentes herramientas online ofrecen a los usuarios están al alcance de cualquier internauta, mostrar lo mínimo para crear un creciente interés por la propiedad y que el usuario «se moleste» preguntando por más información, ha dejado de ser una técnica de venta productiva. Al contrario: ahora el cliente quiere la máxima información en el mínimo de tiempo y esfuerzos.

Por ello, que las fichas (sean en la propia web o en portales) incluyan recursos como una galería de imágenes «potente»  o innovaciones como los tours virtuales por viviendas que resuelvan cualquier duda, es más adecuado que ambigüedades que obliguen al usuario a preguntar (y al agente a responder) o acaben por hacer perder el interés por la propiedad (para qué molestarme buscando información si encuentro lo que quiero en otra mejor indicada).

 

Ahorrar tiempo también es ahorrar costes

 

No todo a la hora de reducir costes consiste en disminuir las acciones de promoción que conlleven un desembolso. El tiempo que invertimos también se traduce en costes directo (lo que cuesta retribuir cada hora de cada agente) e indirectos (al invertirlo en una propiedad concreta, se pierden oportunidades de promoción de otras en cartera).

Por ello, enlazando con el anterior punto, debemos evitar ambigüedades o falta de información que se pueda ofrecer de primera mano. Si te preguntan constantemente por la distribución de una vivienda será porque en la ficha de la propiedad no se indica adecuadamente: añade un plano de situación o mejor aún, un tour virtual de la propiedad para que el interesado pueda recorrerla exactamente como si estuviera visitándola (pero sin desplazamientos).

 

Analiza el procedimiento que mejor te funciona

 

Cada cliente y cada propiedad es diferente, ¿por qué seguir el mismo procedimiento para todas? Habrá viviendas que tal como comentábamos en el primer punto, costarán menos tiempo y recursos a la hora de encontrarles posible comprador. De igual forma, habrá propiedades que cuesten más que otras que salgan de la cartera de la agencia.

Por ello, debemos establecer diferentes procedimientos a la hora de reducir costes al promocionar una vivienda en venta según sus particularidades concretas: desde la necesidad de introducirla en portales de viviendas externos, en cuántos de ellos, acudir a la base de datos de posibles interesados directamente (mediante llamadas, mailing, mensaje personal, etc.) o dejar que sean ellos quienes la descubran, añadir más imágenes, más información, un tour 360º por la propiedad, etc.

 

No dejes de recopilar información

 

La información es poder, y para poder analizar el procedimiento que mejor funciona a cada propiedad, es necesario que la tengamos bien a mano. Por ello, la analítica y las herramientas que la posibilitan, debe formar parte del proceso de venta de toda inmobiliaria preocupada por mejorar sus servicios.

La experiencia es un grado, y puede que ya sepamos de antemano por cómo han reaccionado las visitas a las propiedades de similares tipología qué interesa promocionar, pero la analítica, los datos, son más exactos que la intuición nos guste o no, por lo que saber cuántas visitas online recibe una vivienda, cuántas se convierten en compradores, etc., nos ayuda a que cada vez conozcamos mejor la metodología para que una propiedad se venda antes y, con ello, reducir los costes al promocionar una vivienda en venta.

 

Floorfy: software de tours virtuales para inmobiliarias.

Comparte este artículo: