En algún momento de la vida, todas las personas tienen la necesidad de buscar una vivienda. Alquilar, comprar o vender un inmueble es algo que parece muy sencillo, pero que esconde un mercado complejísimo y una competencia feroz.

Por otra parte, dicho entorno está cambiando y, ahora, si quieres diferenciarte necesitas aplicar estrategias de marketing inmobiliario. ¿Quieres saber más? ¡Acompáñanos!

¿Qué es el marketing inmobiliario?

El marketing para inmobiliarias engloba una serie de acciones dirigidas tanto a atraer potenciales arrendatarios o compradores como a la captación de bienes inmuebles. Este sector es muy tradicional en algunos aspectos; sin embargo, cada vez se encuentran más agencias que utilizan técnicas innovadoras y disruptivas gracias a la digitalización y a las estrategias de marketing online aplicadas al sector inmobiliario.

Esto nos lleva también a darnos cuenta de que la forma de buscar una vivienda ha cambiado por completo. Hoy en día, el 81 % de los compradores se lanzan a Internet a buscar ese tradicional cartel de ‘Se vende’. Parece que pasear por la calle o ir de agencia en agencia son cosas del pasado. Ahora Google es el portal de referencia, así que si quieres vender o comprar una vivienda, debes estar presente en él.

¿Cómo promocionar un negocio inmobiliario?

Cuando acudas a una agencia de publicidad para promocionar tu negocio inmobiliario, lo primero que harán será crear un plan de marketing para conseguir tu objetivo. En él se tendrán en cuenta diferentes elementos, y habrán de llevarse a cabo varios estudios.

  • Analizar el mercado, la competencia y descubrir cuál es tu ventaja competitiva.
  • Desarrollar las estrategias apropiadas para alcanzar los objetivos establecidos.
  • Llevar un control de los resultados, así como de las estimaciones económicas de los costes e ingresos.

Puedes hacer todo esto mediante estrategias de branding y marketing tradicional o digital para inmobiliarias. ¿Quieres conocerlas?

Marketing tradicional inmobiliario

Son las acciones que corresponden al marketing offline: buzoneo, periódicos, televisión, marquesinas, radio, cartelería, patrocinios deportivos… Esto se conoce como outbound marketing o marketing directo. En este caso, los agentes deben captar solicitudes de información con las que poder realizar ventas.

Marketing digital inmobiliario

La comunicación hoy en día debe adaptarse a las técnicas digitales de marketing, ya que, mayoritariamente, el público objetivo de cualquier negocio es fácil de encontrar en Internet. Crear contenidos de interés para los potenciales clientes es algo que está muy de moda en el marketing de inmobiliarias, y las herramientas que más suelen utilizar para este inbound marketing son las fotografías, los vídeos en canales de YouTube y los contenidos de blog con engagement.

Pero, además de estas acciones, no puedes olvidar las campañas de email marketing ni, por supuesto, las redes sociales. Además, para implementar estas estrategias y tener visibilidad en la red, será necesario que trabajes aspectos como el posicionamiento SEO o las campañas SEM.randing inmobiliario

Branding Inmobiliario

Una vez que consigas ofrecer a los clientes lo que desean, será el momento de que amplíes el horizonte de ventas y el propio prestigio de tu marca. Para ello, necesitas reforzar tu imagen corporativa.

Gracias a ella potenciarás tu identidad de marca, y podrás incidir en lo que los clientes y el público general piensan sobre la empresa. Esto, a su vez, te permitirá especializarte y te dotará de un mayor valor ante tu target.

Evolución del marketing inmobiliario y la necesidad de la metodología inbound

Para que una empresa esté siempre en el denominado ‘top of mind’ de sus potenciales clientes, necesita emplearse al máximo con sus estrategias de comunicación. El inbound marketing se presenta como una de las soluciones más efectivas en este aspecto.

Cuando una persona quiere comprar un inmueble, recaba información por sí misma —buscando referencias de la zona a nivel de precios, comunicaciones, servicios…— antes de lanzarse a las manos de un agente inmobiliario. Por ello, las empresas deben establecer una serie de estrategias que aporten valor a los usuarios, generen confianza en ellos y no solo los convierta en clientes, sino también en prescriptores de su marca. Aunque para esto deben tener cierta actividad en la red y cuidar su comunicación al máximo.

El papel que juega el inbound marketing es fundamental, ya que se encarga de educar a los usuarios y de guiarlos en su proceso de compra sin invadir su espacio. Esto se puede hacer gracias a un sitio web diseñado para reforzar la identidad de marca. Son el punto principal de información y atención a través de sus contenidos, y pueden convertir a la inmobiliaria en un referente para su público.

¿En qué consiste la metodología inbound? Los pasos para desarrollarla con efectividad son muy sencillos.

  1. Establece el público objetivo.
  2. Desarrolla un plan de contenidos y su distribución.
  3. Optimiza tu sitio para los motores de búsqueda.
  4. Revisa el embudo de ventas o funnel, que debe contar con cuatro fases: exploración, toma de decisiones, compra y recomendación.

Si los contenidos del embudo son los apropiados, puede llevarte al éxito en cualquier operación. Seducirás y atraerás a tu cliente ideal ofreciéndole la información que necesita.

Ejemplos de acciones de marketing inmobiliario

Algunos de los ejemplos de acciones que puedes realizar sin miedo al fracaso en el sector inmobiliario son los siguientes. Presta atención.

  • Mostrar experiencias reales de compradores o vendedores, que puedan impactar a los potenciales clientes y que les ofrezcan una perspectiva positiva de tu labor. Los testimonios en vídeo impactan mucho.
  • Guías sobre las diferentes zonas de la ciudad, divididas por el tipo de inmuebles que pueden interesar a cada cliente en función de sus necesidades.
  • Tours virtuales dentro de la vivienda, para que los clientes puedan hacerse a la idea de cómo sería vivir allí y si se adapta a su estilo de vida.

Los contenidos interesantes, útiles y con valor añadido para tus clientes son uno de los secretos más importantes. Ya no bastan las fotografías perfectas de los inmuebles, sino que estas deben acompañarse de textos que atraigan a los visitantes y de guías u otros documentos y aplicaciones que les den un valor extra.

En el sector de los bienes raíces, los cambios tecnológicos también juegan un papel muy importante. Y el marketing inmobiliario, sin duda, te ayudará a adaptarte a las nuevas corrientes del mercado. ¿Te vas a quedar atrás?