4.9 (97.5%) 8 votes

Las visitas para alquilar viviendas son necesarias: sin ellas los posibles inquilinos no podrían imaginarse convirtiendo la propiedad en su próximo hogar, pero también es cierto que las visitas a pisos puestos en alquiler pueden ocupar todas las mañanas y tardes de tus agentes inmobiliarios sin tan siquiera asegurar que tras 8 o 10 visitas, alguna de ellas se conviertan en los nuevos inquilinos.

Esto supone a las inmobiliarias horas y horas perdidas en recursos que no acaban monetizando. Horas que se podrían destinar a mejorar la atención de aquellos clientes que sí muestran un verdadero interés por las propiedades y que realmente están en situación de firmar un contrato de alquiler con la vivienda seleccionada.

No se trata por tanto de reducir simplemente el número de visitas, sino de poder garantizar que las que se realicen sean exitosas. Para ello, os ofrecemos varios consejos para optimizar estos recursos tan necesarios en una agencia.

5 consejos para mejorar la calidad de las visitas para alquilar viviendas

 

Incorpora tours virtuales a las fichas

 

Al comienzo indicábamos que las visitas presenciales son imprescindibles para que los posibles inquilinos puedan imaginarse viviendo en la propiedad pero, ¿y si existiera alguna forma de que consiguieran este efecto sin tener que desplazarse a la vivienda?

La solución la encontramos en los tours virtuales para inmobiliarias: una novedosa y vanguardista forma de mostrar las propiedades donde el cliente puede desde su pantalla pasear por cada estancia como si estuviera allí mismo.

De esta forma puede tener una impresión realista de cómo es la vivienda y recrearse en cada detalle, sin tener que cuadrar la agenda ni desplazarse a donde se sitúe hasta que esté seguro de que se trata de su vivienda ideal.

 

Optimiza las visitas para alquilar viviendas con tours virtuales

Añade filtros a la hora de concertar visitas

 

El azar jamás debe ser un método de hacer negocios. Llenar una agenda con decenas de visitas por el simple hecho de imaginar que “alguna caerá” es nocivo para el agente, que ve con frustración cómo se derrocha su tiempo sin resultados, y para el posible cliente, que se le hace desplazar hacia una vivienda que no entraba en sus intereses.

Por ello, asegúrate que antes de concertar una cita se han aplicado filtros que sirvan de indicador de que el cliente podría estar interesado: ya sea un cuestionario, un perfil ideal o invitando al interesado en alquilar la propiedad a que previamente la visualice en un tour virtual.

 

No escatimes en dar información

 

Una mala práctica inmobiliaria es dejar que sea el propio cliente quien descubra los detalles de la propiedad, informándole únicamente de los aspectos positivos y ocultando o disfrazando los negativos.

Esto lleva a que el posible inquilino, a la hora de la verdad, descubra detalles que no le encajen en su ideal de piso, lo que le causa frustración, malas impresiones y posiblemente desista de seguir viendo propiedades con nosotros.

Para evitarlo, antes de ir a visitar presencialmente la vivienda, debemos informar de todos los aspectos que puedan interesar para el alquiler, tanto los positivos como los negativos para evitar una visita improductiva.

 

Agiliza procesos desde la oficina

 

La oficina no tiene que ser simplemente un lugar donde realizar contratos y procesar la información. La oficina puede servir como filtro y nexo para asegurar que las visitas son propicias para que conviertan en alquileres exitosos.

Para ello, incluso antes de quedar en el lugar donde se encuentra la vivienda, cítese con el cliente en la oficina y detállele todo lo anteriormente descrito, así como otras posibles propiedades de su interés.

¿Sabías que en el caso de los tours virtuales existen acoples que te permiten realizarlos en un visor tridimensional? Practicándolos desde la oficina no solo te aseguras de que realmente está interesado en la propiedad, sino que además darás una impresión de estar a la vanguardia y ofrecer las mejores soluciones tecnológicas a tus clientes.

 

Utiliza las nuevas tecnologías

 

A día de hoy todo pasa desde la pantalla de nuestro móvil o portátil. Por ello, debemos adaptarnos previamente a este entorno y no dejar las cuestiones claves a una visita presencial.

Con la incorporación de tour virtuales ya tenemos mucho ganado en este aspecto, pero podemos exprimir aún más las posibilidades que las imágenes en 360 grados nos ofrecen: desde promocionarlas en redes sociales hasta realizar visitas virtuales por videoconferencia.

Esta última opción es el filtro definitivo que necesitas: conciertas de forma online una cita con todos los interesados para hacer un tour virtual y finalmente concretas visitas presenciales solo con los que muestren verdadero interés. ¿Eres consciente de la de horas y desplazamientos que ahorras con este revolucionario nuevo método? ¡No dudes en informarte al respecto!

 

Floorfy: software de tours virtuales para inmobiliarias

Comparte este artículo: