5 (100%) 4 votes

Lejos quedan aquellos tiempos en que el mercado inmobiliario funcionaba por el boca a boca o había que visitar inmobiliaria a inmobiliaria para encontrar el inmueble soñado. También desde el punto de vista de los profesionales que nos dedicamos a ello, las últimas dos décadas han sido una gran revolución. Llegó la digitalización de la cartera, los portales se hicieron fuertes y se profesionalizó el sector, introduciendo una gran cantidad de servicios para vendedores y compradores a través de las nuevas tecnologías inmobiliarias.

Pese a que el prefijo “nuevas”, va perdiendo significado en cuanto ya resultan familiares (sobre todo aquellas que refieren al uso de internet como medio de difusión), la tecnología nos sigue dando muchas alegrías y siguen apareciendo cada día nuevos sistemas y técnicas de marketing inmobiliario que aún justifican su uso.

Es el caso de la realidad virtual inmobiliaria, la última revolución en el sector. Ahorran tiempo, ayudan a hacer cribas de viviendas en los momentos de elección y facilitan la inmersión en el espacio, que ya se había intentado con los vídeos 360, pero que nada tienen que ver con la experiencia inmersiva que ofrece la realidad virtual.

 

Nuevas tecnologías inmobiliarias: 5 cuestiones que deben resolver

 

Ya estamos habituados a que parte del procedimiento de promoción y venta de propiedades, pase por su publicación en portales, que las redes sociales se usen como un medio de difusión, o que incluso el Whatsapp forme parte de la comunicación agente – cliente. A partir de aquí, ¿Qué soluciones debemos buscar en las nuevas tecnologías inmobiliarias para sacarles el máximo rendimiento?

 

El tiempo: la clave de toda mejora en el sector inmobiliario

 

Toda herramienta que sirva para mejorar los tiempos de venta ya justifica su implementado. Los clientes cada vez tienen menos tiempo y les resulta tedioso visitar uno a uno todos los inmuebles. Ponérselo fácil forma parte del reto al que se enfrenta el sector. Este factor tiene además su reciprocidad en el agente, que al disponer de mayor tiempo al liberarse de visitas improductivas, puede especializarse y mejorar los servicios de atención.

 

Ampliación del target

 

Cuando pensamos en qué tipo de cliente se interesa por las propiedades, caemos en el error de delimitarlo en un “pareja que busca su primer hogar”, “familia que crece y necesita más espacio”, etc. Olvidamos sectores poblacionales que, como los extranjeros que vienen a pasar una temporada a nuestra zona o a invertir en propiedades, se pueden sentir más cómodos y seguros por ejemplo viendo “virtualmente” la residencia escogida con antelación. Podrán pasear por todas las estancias y realizarnos las consultas que les surjan antes de la firma del contrato.

 

Acortamiento de las tomas de decisión

 

Gracias a la incorporación de nuevas tecnologías inmobiliarias como la realidad virtual 360, el cliente es capaz de ver numerosas viviendas en una sola hora. Cosa que sería inviable si nos tenemos que desplazar una a una. Si están cerca, con suerte se podrían ver dos pisos en una hora pero en ciudades como Barcelona, Madrid y otras grandes urbes se antoja muy complicado ser tan optimista. Con las rutas virtuales, ofrecemos una experiencia muy rica donde se perciben tonos, colores, luminosidad, vistas de las habitaciones…

 

Estatus

 

Sobra decir que no todos los agentes y agencias cuentan con nuevas tecnologías inmobiliarias en su abanico de servicios y, quien disponga de ella, aporta un valor diferenciador asociado a la innovación y el cuidado de la atención cliente, otorgando un estatus superior difícil de igualar.

 

Uso de software y herramientas de última generación

 

Nada gusta más en los tiempos de millenials que la incorporación de gadgets y herramientas de última generación para el uso cotidiano. En el caso de las inmobiliarias, se pueden incorporar gafas de realidad virtual en las que mostrar los pisos desde la misma oficina, de forma clara, precisa y con un punto original y divertido que anime al cliente.

 

 

Además de las grandes herramientas como las Oculus, en el mercado existen gafas de realidad virtual más asequibles y personalizables. Incluyen un embalaje de cartón que se puede imprimir o serigrafiar, por lo que aportamos un toque corporativo, que siempre viene tan bien a nivel de branding.

¿Preparado para dar un aire nuevo a tu agencia gracias a las nuevas tecnologías inmobiliarias? No necesitas ni grandes inversiones para ello ni replantear todo tu modelo de negocio. Incorporando herramientas y software especializado para agencias, mejorarás procedimientos, satisfacción del cliente y prestación de servicios.

 

Floorfy: software de tours virtuales para inmobiliarias.

Comparte este artículo: