5 (100%) 1 vote

No se puede negar que la visita inmobiliaria es un momento preciso para terminar una transacción, ya sea de alquiler o de compraventa de una vivienda. Por ello, se hace imprescindible contar con un plan de visitas inmobiliarias que contemple todos los factores para mejorar la experiencia del cliente.

¿Cuál es el objetivo de ese plan de visitas? Lograr que un lead, una consulta de cliente, llegue a ser un cliente. Que la prospección surta efecto y que el tiempo dedicado a las visitas inmobiliarias, que son horas y horas, no sean en vano. Pero ¿cómo mejorar el ratio de cierres de operaciones? Afinando en el proceso de selección de inmuebles y programación de visitas.

 

7 Factores que no puedes obviar para planificar las visitas inmobiliarias

 

1.Demostrar que somos profesionales

Aun cuando parezca obvio, lo primero que hemos de cumplir en una visita inmobiliaria es ser puntuales y mostrar una actitud positiva ante el cliente. Para evitar cualquier confusión de agenda, se recomienda el uso de aplicaciones móviles, que aparte de incluir nuestros calendarios, permite poder ver los de los otros compañeros de la inmobiliaria para no solaparnos.

 

2. Conocer al cliente

Antes de llevar a cabo la visita, trata de averiguar lo más posible sobre las necesidades del cliente. De esta forma, y gracias al plan de visitas inmobiliarias, se podrá dar un toque más personal. Recuerda que nunca será lo mismo acompañar a una familia o pareja mayor que a una persona soltera.

 

3. Buscar el amor a primera vista

Intenta que la primera impresión sea lo más atractiva posible. Preocúpate de que la vivienda esté limpia y ordenada, para que el cliente se sienta cómodo y pueda visualizase en ese espacio.

 

4. Importancia del entorno

No solo enumeres las maravillas con las que cuenta la vivienda. Sé realista, destaca los pros y conoce al detalle los servicios y el valor añadido del barrio y zonas comunes.

 

5. Especificaciones al detalle

No acudas sin haber preparado adecuadamente la visita. Improvisar no suele funcionar, pero mucho menos cuando hablamos de vender. Organiza la visita del inmueble y elabora un listado no solamente de las especificaciones del inmueble, sino además de las particularidades que pueden llegar a ser de interés para el cliente.

 

6. La mejor fuente de información… la primera visita

Este es un momento muy interesante para el agente y, aunque las posibilidades de éxito son variables, es una gran oportunidad para obtener más información sobre el cliente y qué busca con exactitud. Esto facilita poderle ofrecer otras viviendas que se ajusten a sus requerimientos.

 

7. Prepara al cliente con herramientas online

Antes de cerrar las visitas inmobiliarias, intenta que el cliente haga una primera criba contigo en la oficina. Los tours virtuales 360 para inmobiliarias facilitan que el cliente se decante por sus pisos favoritos. Este tipo de visitas supone una gran ventaja para la agencia, ya que permite optimizar en tiempo y recursos, y ahorrarse, en muchos casos, visitas que no llegan a ningún lugar.

 

¿Cuentas ya con un plan de visitas inmobiliarias? Ten en cuenta estos factores y mejora la propuesta de valor de tu agencia.

Floorfy: software de tours virtuales para inmobiliarias

Comparte este artículo: