La productividad es un factor clave en cualquier sector, pero en una inmobiliaria, tan dependiente de las corrientes del mercado y de la captación de clientes continua, es algo que resulta imprescindible.

Por ello y, aunque actualmente nuestro sistema de trabajo funcione, siempre debemos preocuparnos de innovar en los procesos y en las herramientas que nos permitan atraer a cuantos más usuarios posibles con el mismo equipo de trabajo.

Con el fin de conseguir este propósito, debemos saber aprovechar al máximo el tiempo de trabajo de cada agente inmobiliario, sin que ello suponga que se vea sobrecargado de trabajo. ¿Cómo podemos conseguirlo?


Cómo aumentar la productividad en una agencia inmobiliaria



Facilita la gestión del equipo



En más de una ocasión nos despreocupamos de lo más vital porque simplemente las cosas funcionan pero, ¿se están llevando a cabo los procesos de gestión adecuados a través de los jefes de equipo?, ¿cada miembro de la plantilla sabe cuáles son sus tareas diarias y qué debe hacer cada día para optimizar las ventas?

El trabajo inmobiliario no se resume a enseñar pisos y venderlos: ese debe ser el objetivo final de una cadena de tareas en la que cada aporte, cuente y sume, pero no debe ocupar el grueso del tiempo en enseñar un piso tras otro.

Por ello, antes que llenar la agenda de los agentes de visitas a pisos sin más, debemos previamente asegurarnos de que cada cita sea una oportunidad de venta real y que cada miembro trabaja para este objetivo.

Asegúrate para ello de que cada equipo se plantee semanalmente e incluso diariamente unos objetivos a conseguir y que dispongan de las herramientas y los medios para ello. Programas de administración de proyectos como Trello o RedBooth te pueden resultar de mucha ayuda.


Pon la tecnología a tu servicio


Automatiza acciones siempre que puedas. Eso no quiere decir que descuides el factor humano, algo clave cuando hablamos de vender o alquilar pisos, hablamos precisamente de automatizar aquello donde sí podemos prescindir de una persona al cargo para que el personal de la inmobiliaria pueda dedicarse a lo más importante: atender a los clientes.

Los softwares de tours virtuales son un buen ejemplo de cómo la tecnología mejora estos procesos. Mediante ellos, los clientes interesados en una vivienda pueden visitarla cómodamente desde sus ordenadores o móviles sin necesidad de que se concierte una cita para ello y actúa de filtro para que los posibles clientes puedan saber si les interesa la propiedad. De esta manera el agente inmobiliario solo actuaría al momento en el que el interés sea el suficiente como para cerrar una venta.


Cuenta con un CRM inmobiliario eficaz


Disponer de tecnología pero no ser capaces de analizar y administrar la información que nos aporta no sirve de nada. Por ello, un CRM inmobiliario se presenta como la herramienta de apoyo más eficaz para mejorar la productividad de una agencia.

Un CRM actúa como el eje que permite, desde la gestión adecuada del equipo, hasta la de la información disponible de cada propiedad y cada contacto. Es por tanto la herramienta que permite sacar el máximo partido a los dos puntos anteriormente mencionados.

Gracias a la gestión del CRM puedo saber cuánto tiempo dedica cada empleado a visitar propiedades y otras fuentes de información fundamentales para mejorar la productividad, como por ejemplo qué elementos incorporamos a las fichas de las propiedades que mejores visitas reciben, es decir, aquellas que convierten finalmente en clientes.


Formación continua


No podemos innovar si no incorporamos nuevas herramientas y procesos y, para ello, debemos conocer cómo funcionan.

Por ello es importante no limitar la formación de cada miembro de la planilla a cursos especializados, sino formarles también para sean capaces de encontrar y estar al día de la actualidad inmobiliaria y así detectar cambios y novedades de interés en el sector.

En definitiva, de lo que se trata es de invertir continuamente en la mejora de los servicios y procesos, no solo con el objetivo de vender más, sino también para trabajar mejor y, por tanto, tener la capacidad de innovar y crecer en todo momento.

Floorfy: software de tours virtuales para inmobiliarias