Cada vez son más los portales y expertos que hablan sobre la revolución que están trayendo las proptech al sector inmobiliario. Si tú también quieres saber de qué se trata y cómo están transformándolo todo, sigue leyendo. A continuación te contamos qué son, la importancia que tienen en nuestro país y algunas de las áreas en las que están destacando sus desarrollos.

¿Qué son las proptech?

Este término viene de la expresión anglosajona property technology, y se utiliza para designar a todas esas empresas que utilizan la tecnología con el fin mejorar una parte o la totalidad del proceso inmobiliario. Abarca un amplio abanico que va, entre otros temas, desde la creación de apps y portales inmobiliarios, al software específico para gestionar el día a día de las agencias, herramientas de realidad aumentada u otras aplicaciones relacionadas con la eficiencia energética.

En un sector que gira en torno al servicio y con un fuerte componente tradicional, como el inmobiliario, este tipo de aplicaciones están agilizando el desarrollo del negocio. Si trabajas con ellos, tu empresa se irá modernizando y conseguirá mejorar la eficacia de sus procesos y la calidad de sus servicios. Los contactos se gestionarán con mayor eficiencia, la información se mostrará más clara y organizada y disfrutarás de más transparencia y flexibilidad. 

Ecosistemas proptech en España

Si piensas en la importancia estructural que tiene el mercado inmobiliario para la economía española, enseguida entenderás que el clima es propicio para las empresas que se dedican a la tecnología inmobiliaria. Especialmente si tienes en cuenta que las soluciones que ofrecen no se centran exclusivamente en la compraventa, sino que también abarcan la construcción de inmuebles e incluso el desarrollo de materiales o la sostenibilidad.

En el año 2018, el portal proptech.es afirmaba que había en nuestro país 200 negocios de este tipo. En la actualidad hay más de 275, y dan empleo, según la misma fuente, a 5.500 profesionales. La inversión supera los 150 millones de dólares, y la calidad del talento no solo está permitiendo que las empresas proliferen en número: también les acompaña el éxito comercial.

Constructoras e inmobiliarias como la tuya invierten en sus productos y disfrutan de una mayor eficiencia, gracias a la renovación que está trayendo la aplicación de las nuevas tecnologías al sector inmobiliario. Si no quieres quedarte atrás debes apostar por herramientas que te ayuden a mejorar tu competitividad. A día de hoy las proptech están marcando el camino al futuro. ¡Te interesa seguirles la pista muy de cerca! 

Transformación digital en el sector inmobiliario

No podemos entender el impacto de la tecnología en el sector inmobiliario sin tener en cuenta el efecto que ha tenido la pandemia como impulsora de la digitalización. Si hace dos años no tenías problemas en atraer a los clientes hasta una vivienda, hoy en día las precauciones que toman son mayores. Por eso necesitas herramientas que te permitan proporcionar confianza a los compradores y que les ayuden a tener una noción precisa a distancia de lo que les espera en la vida real.

Este punto de inflexión cogió a muchos agentes de la propiedad con el paso cambiado en el momento más crítico, lo que ha hecho que durante el último año la búsqueda de soluciones se haya precipitado. El cambio era previsible, pero la distancia social ha sido el revulsivo perfecto. No obstante, todos los expertos en el sector coinciden en afirmar en que aún queda mucho recorrido y margen de mejora. Los efectos más visibles de esa digitalización han sido los siguientes. 

  • Incremento de la gestión de tareas en remoto. Lo que antes gestionabas con una visita, ahora lo haces a través de videoconferencias.
  • Aumento en la eficiencia de la gestión de datos. Una de las ventajas de virtualidad tu negocio es la cantidad de información que te permite obtener sobre el cliente. Con la ayuda de la tecnología adecuada, trabajarás menos y serás mas eficaz.
  • Demanda de soluciones virtuales. Más allá de las videollamadas, si quieres prestar un servicio de calidad tienes que utilizar herramientas que te ayuden a transmitir el valor de los inmuebles en remoto.

Realidad virtual

Dentro de las soluciones creadas por estas empresas de tecnología inmobiliaria, el uso de la realidad virtual es una de las que tienen más utilidad si trabajas como agente inmobiliario. A través de ella puedes ayudar a los compradores o arrendatarios a hacerse una idea de lo que les espera en su próxima vivienda. ¿Una de sus mayores ventajas? Que en una misma reunión puedes visitar varios pisos con los clientes y sacar el máximo partido a tu tiempo.

Domótica

El hogar del futuro podrá ser controlado desde un teléfono móvil, y esta tecnología atrae a muchos clientes de las generaciones más jóvenes. Cada vez son más y mejores las soluciones que puedes encontrar dentro de este campo, desde programar la climatización antes de llegar a casa a abrir la puerta de tu vivienda sin necesidad de llaves. Aunque algunos de estos usos ya estaban muy extendidos, hoy en día la domótica va un paso más allá, y también se preocupa por el consumo responsable y la eficiencia energética.

Portales inmobiliarios

Aunque llevan muchos años entre nosotros, los portales inmobiliarios no dejan de evolucionar y beneficiarse de las innovaciones que traen consigo las empresas de tecnología inmobiliaria. Cada vez cuentan con algoritmos más precisos para ayudar a los clientes a encontrar más fácilmente lo que buscan. También incorporan servicios que permiten comprender mejor los atributos del inmueble que se está viendo, como tours virtuales o imágenes 360º.

Big Data

Como hemos mencionado, una de las ventajas más evidentes de la virtualización es la cantidad y calidad de la información que se recopila y almacena. Esta te puede ayudar a ser más eficaz ofreciendo viviendas apropiadas para cada perfil de consumidor y conociendo mejor a tus clientes. Así no solo podrás atender a sus demandas: también podrás anticiparte a ellas prediciendo su comportamiento.

Sin duda, podemos afirmar que las proptech están siendo el motor de la transformación digital en la inmobiliaria y la construcción. En tu mano está si decides apostar por ellas y avanzar hacia el futuro o seguir utilizando técnicas y métodos que ya forman parte del pasado.