La forma de comprar o alquilar una vivienda ha cambiado por completo desde que nos sumergimos en la era digital.  Internet democratizó un proceso que con anterioridad estaba íntegramente controlado por la agencia o el «boca a boca», siendo a día de hoy los buscadores y portales de vivienda absolutos coprotagonistas junto a las agencias inmobiliarias. En este proceso, las APIs se han tenido que adaptar por completo a una nueva forma de gestión de inmuebles y de visitas que sigue vivo hasta hoy, donde cómo se presentan, cómo llegan al usuario son claves para el éxito.

Así, no se contempla un buen servicio sin soluciones de marketing inmobiliario que mejoren el acceso a las propiedades en venta o alquiler, sobre todo a través de dispositivos móviles como las últimas tendencias marcan. Términos como proptech son cada vez más comunes y los usuarios son capaces de hacer enormes filtros en sus búsquedas que invisibilizan aquellas propiedades que no se hayan adecuado a estas tecnologías. Filtros cada vez más finos que ofrecen incluso imágenes 360º de la propiedad para ahorrar tiempo y evitar desplazamientos innecesarios.

Por ello, la realidad virtual es uno de los mecanismos que simplifica el proceso en la actualidad, y por ello hoy nos centramos en cómo captar imágenes en 360º ayudan a cerrar operaciones.

 

Ventajas que ofrece captar imágenes en 360º para inmobiliarias

 

Las imágenes que ponemos en un anuncio o ficha de inmueble es determinante para que el cliente se decante por ir más allá, interesarse en su alquiler o compra. Si las imágenes son escasas, de baja calidad, o no resultan lo suficientemente realistas, el cliente o muestra su desinterés o se ve obligado a cerrar la visita presencial para resolver sus dudas in situ, con la pérdida de tiempo que conlleva tanto para él como para el agente.

Esta circunstancia tiene en la actualidad fácil solución a través de los tours virtuales por la propiedad, gracias al uso de cámaras 360º.

Con ella podemos ofrecer imágenes de la vivienda desde todos los ángulos. El agente solo tiene que ir al inmueble, hacer las fotos y montarlas de manera muy intuitiva con el software de Floorfy. La agencia de esta forma optimiza sus recursos y los dedica a las propiedades que más interesen o que puedan suscitar más demanda pero que requieren visibilidad para ello.

Por parte del usuario, encuentra en la galería la opción de realizar un recorrido virtual por la vivienda en cuestión de segundos y tener toda la información y perspectiva sobre su estado como si se hubiera visitado presencialmente.

Por tanto, los tours virtuales cumplen con la función de ofrecer una visita a la propiedad con el máximo grado de realismo posible, evitando citas improductivas y mejorando la gestión del tiempo en la agencia inmobiliaria.

 

Cómo captar imágenes en 360º de una propiedad

 

Para sacarle el mayor rendimiento al software de realidad virtual para inmobiliarias con el que crear tours 360º, solamente requieres un trípode para evitar movimiento en las imágenes y una cámara fotográfica en 360º que se pueda conectar con el móvil para controlarla en remoto. La propia cámara realiza las tomas 360º sin que tengas que hacer ninguna instantanea de forma manual.

 

 

Tras ello, con el editor de realidad virtual de Floorfy puedes usar las imágenes 360 que has captado para crear un tour dinámico que facilita que el cliente, se «mueva online» por las estancias y sea capaz de ver detalles, acabados, luz y distribución de toda la vivienda.

 

 

Una vez realizados estos pasos ya dispones del tour para integrarlo en la ficha de la vivienda y, con ello, alcanzar a una clientela potencial más fácilmente a la par que ahorras en tiempo y recursos. ¿Aún dudas sobre la eficacia de captar imágenes en 360º para tu agencia inmobiliaria?

 

Floorfy: software de tours virtuales para inmobiliarias.