Todos sabemos que estamos en tiempos de evolución y novedad continua. La sociedad cambia y nosotros como empresa debemos saber adaptarnos a ello. Las nuevas tecnologías, la preocupación por el cliente y las fluctuantes previsiones políticas y sociales de los próximos años nos dejan un sector lleno de cambios y de incertidumbre. ¿Cómo podemos anteponernos a esta situación?.

A continuación, expondremos 4 tendencias de marketing inmobiliario que te ayudarán a enfocar de forma óptima y adecuada tu estrategia profesional a partir de este 2020.

Índice:

1. Adiós a pueblos rurales aislados como retiro de personas de la tercera edad

2. Casas construidas para alquilar

3. Casas ecológicas: símbolo de responsabilidad social

4. Tecnología y realidad virtual

Respondiendo a esta cuestión, os presentamos las 4 tendencias de Marketing Inmobiliario que van a condicionar muchas de nuestras decisiones estratégicas y comerciales en los próximos años.

1. Adiós a pueblos rurales aislados como retiro de personas de la tercera edad

La esperanza de vida de las personas lleva creciendo incesablemente en las últimas décadas, hecho que provocará que en los próximos años las personas mayores de 65 años lleguen a representar un porcentaje muy elevado de la población. De hecho, se estima que en 2066 este colectivo constituya un 34,6% de la población en España.

No obstante, esta nueva generación de jubilados está cada vez menos dispuesta a retirarse en pueblos rurales aislados de la sociedad, sino que se estima una tendencia a que los mayores se integren cada vez más en los núcleos urbanos incluso después de la jubilación.

«Estamos muy poco preparados para abordar esta situación», asegura Phill Byliss, responsable de jubilaciones de Legal and General.

Otros países europeos como Suecia y Holanda son pioneros en la atención a personas de la tercera edad basadas en la comunidad. Adaptar viviendas a enfermedades relacionadas con la vejez puede suponer un posicionamiento interesante para este sector de la población tan numeroso y a la vez tan desatendido en la actualidad.

2. Casas construidas para alquilar

Las conocidas como «casas construidas para alquilar» o «built-to-rent homes» en inglés son una tendencia en auge ya activa en países como Alemania que se adaptan a un nuevo estilo de vida mucho más incierto y cambiante, siendo su objetivo centrarse en la calidad y adaptabilidad de la vivienda de alquiler o de cualquiera de sus estancias a personas y familias que, o bien no quieren, o no pueden comprometerse a la compra de una propiedad a largo plazo.

Gestionando previamente las viviendas y/o estancias para esta necesidad, éstas se adaptarán a los potenciales usuarios que, con la ayuda de la tecnología, vivirán un híbrido de hogar y hospitalidad pasando de una vivienda a otra de la forma más cómoda y natural posible.

La profesional inmobiliaria Warburg Peters teoriza esta tendencia y afirma: «Será como un Airbnb con esteroides».

3. Casas ecológicas: símbolo de responsabilidad social

Los nuevos objetivos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero aprobados por la Unión Europea para 2050 han puesto una fecha límite a un asunto que lleva ya muchos años sobre la mesa. El mundo se calienta y tenemos que hacer lo posible por evitarlo. Las nuevas generaciones tienen cada vez más sensibilidad al respecto y, consecuentemente, orientan sus decisiones cotidianas en el bienestar y la sostenibilidad del planeta.

A la hora de adaptar un inmueble para la venta es muy conveniente pensar en la sostenibilidad como atractivo y argumento de persuasión para el cliente. Si bien una reforma ecológica completa de la propiedad tiene un coste muy elevado, cada cambio cuenta.

Pequeños gestos como el uso de láminas tintadas para ventanas, electrodomésticos de bajo consumo, bombas de calor altamente eficientes o las clásicas placas solares pueden suponer un factor decisivo para adaptarse a los nuevos objetivos europeos de contaminación y para convencer al usuario de que esa es la propiedad en la que quiere vivir.

4. Tecnología y realidad virtual

La tendencia tecnológica en el sector inmobiliario no es una novedad, no obstante, su evolución continua merece una mención especial en este apartado.

Si bien el uso de plataformas web y aplicaciones para la venta y el alquiler de inmuebles no es algo nuevo, el uso de recursos como la realidad virtual o las visitas virtuales muestran como la tecnología está lejos de pisar el freno en su avance en la sociedad.

Con una población cada vez más adaptada a las nuevas tecnologías, saber posicionarse en la mente del consumidor como «confiable» e «innovador» requiere incorporar elementos y recursos en tus propiedades que destaquen frente a la competencia. La transparencia es confiabilidad, la información es seguridad y la dedicación es un elemento de cercanía con tu cliente.

Los tours virtuales 360º ofrecen una visión completa y honesta de una propiedad, haciendo que el cliente tenga una perspectiva de la vivienda muy diferente de las que hubiera podido obtener viendo únicamente imágenes estáticas.